Make your own free website on Tripod.com

USOS Y APLICACIONES

Propiedades Físico-químicas

Las amidas etoxiladas se obtienen por reacción de una alquil-amida o de una amida derivada de alcanolamina con varias unidades de óxido de etileno. Tiene lugar la sustitución de uno o dos hidrógenos de la amina por cadenas de polietilenglicol.

Estos compuestos, debido a la presencia del óxido de etileno, son solubles en agua, o, al menos, se pueden dispersar bien en ella. No forman espumas.

 Como las amidas derivadas de alcanolaminas, las amidas etoxiladas aparecen mezcladas con impurezas.

 Al igual que la mayor parte de las amidas, son sustancias más estables en medios ligeramente ácidos.

 Son sólidos céreos.

 Aplicaciones

      Como emulsificantes, se usan especialmente para pH bajos, debido a su estabilidad en estas condiciones.

     Además se usan como antitranspirantes y como neutralizantes...

     Otra aplicación es como dispersantes de jabones cálcicos.

Estabilidad 

Las amidas etoxiladas poseen buena estabilidad en productos cosméticos.

Al igual que la mayor parte de las amidas, son sustancias más estables en medios ligeramente ácidos.

 Precauciones

Estos tensioactivos son seguros para usos cosméticos.

 

Sección:

Tensioactivos

 

 

 

Tipo:

No iónico

Familia:

Alcanolamidas

Subfamilia:

Amidas etoxiladas 

PEG-4-Cocamide MEA 

Denominación química: Monoetanolamida de ácido graso de coco + 4 moles de OE

Número CAS:

Propiedades Físico-Químicas típicas 

 

Composición

Monoetanolamida de ácidos grasos de coco con 4 moles de óxido de etileno

Aspecto

Sólido o líquido

Datos técnicos

Densidad (a 70ºC)

0.9650-0.9680 g/cm3

Temperatura de solidificación

15-20 ºC

Punto de nube

25-30 ºC

Agua

<0.5% 

Aplicaciones

Se usa como tensioactivo no iónico en productos de para limpieza corporal y champús.

 

USO

Sección:

Tensioactivos

Tipo:

No Iónico

Familia:

Alcanolamidas

Subfamilia Amidas derivadas de las Alcanolaminas 

Propiedades Físico-químicas

Las amidas derivadas de alcanolaminas son sólidos céreos o blandos, dependiendo de los materiales de partida, y su color es variado.

Este tipo de tensioactivos se obtienen por condensación de una alcanolamina (por ejemplo, monoetanolamina o dietanolamina) y un ácido carboxílico de cadena saturada o un derivado (por ejemplo, ácido láurico o un metil-alcanoato). La alcanolamida obtenida es insoluble en agua.

Si la reacción se produce en una relación 1:1 de los reactivos, la alcanolamida va acompañada de una serie de impurezas, como ésteres de la amina, y ésteres y diésteres de la amida:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el caso de que los reactivos se encuentren en una relación de 2 moles de alcanolamina para 1 mol de ácido, se obtienen, además de los compuestos ya citados, jabones de alcanolamina, una serie de derivados de morfolina y de piperacina y alcanolamina sin reaccionar.

La presencia de impurezas es lo que confiere solubilidad en agua al producto, y, por tanto, propiedades tensioactivas.

A pesar de ser una mezcla de varias sustancias, la CTFA clasifica estos tensioactivos como alcanolamidas debido a que el componente mayoritario es la amida.

Aplicaciones 

Las amidas se usan principalmente como agentes espumantes y espesantes.

Los productos obtenidos por condensación 1:1 no resultan ser buenos emulsificantes. Sin embargo, los condensados 2:1 (también llamados condensados de Kritchevsky) se usan a veces como emulsificantes o como acondicionadores del cabello.

Estabilidad 

Pueden sufrir hidrólisis a pH extremos, pero en su uso normal en cosmética son estables.

Cabe destacar que tienen tendencia a decolorarse con la exposición al aire y la luz.  

Precauciones

Estas sustancias no presentan problemas bajo condiciones normales de uso.

Hay que señalar, sin embargo, que las mezclas que contienen dietanolamina libre forman un compuesto nitroso cancerígeno.